En la ciudad de Santa Fe hay una capilla del siglo XIX que convoca a un cuarto de millón de visitantes al año por causa de un misterioso milagro. La capilla fue encargada por las Hermanas de Loretto para su escuela de niñas en 1873.

El famoso milagro es su escalera de caracol de 6,1 metros de altura, hasta el coro de la planta superior, haciendo dos giros completos, todo sin el apoyo de ningún poste central o lateral. La escalera está construida en madera y se mantiene unida mediante clavijas de madera, como se construía primitivamente; no tiene clavos ni nada parecido. La madera exacta utilizada para construir la escalera se desconoce, aunque se ha confirmado que es un tipo de picea, probablemente no nativa.

Escalera de Santa Fe

Escalera que se cree fue milagrosamente construída por San José

Según la leyenda, la capilla fue construida al final del Siglo XIX pero cuando llegaron las fiestas se dieron cuenta que faltaba una escalera que llevase al piso superior. Los fieles hicieron entonces una novena rezando a San José, porque era carpintero.

Un carpintero desconocido llegó justo el noveno día y dijo que haría la obra, la que hizo sin ayuda de nadie: una escalera caracol que solo se sostiene de su primer escalón en planta baja y de su último escalón en planta alta, sin soporte de ningún tipo. Según la narración el hombre no usó cola para hacer su trabajo y desapareció tan misteriosamente como había venido, sin cobrar por su trabajo ni por la madera. Se dice en el lugar que era San José enviado por Jesús, por la novena que rezaron los fieles.

Este milagro hizo a la capilla objeto de peregrinación y las autoridades de la misma explican que hay varios misterios en torno a todo esto: no se sabe al día de hoy quien hizo el trabajo, los arquitectos dicen que no saben como se sostiene la escalera y tampoco se sabe de donde vino la madera para su construcción ( los análisis realizados no encontraron ninguna madera parecida en la región ) y como si fuera poco, la escalera tiene el extraño número de 33 escalones, la edad de Dios como Hombre sobre esta tierra.

Ahora eso sí, no es en Santa Fe, provincia de Santa Fe, Argentina, donde sucedió esto, sino en la ciudad de Santa Fe, Estado de Nuevo México, Estados Unidos, en la capilla católica de Loretto, nombre seguramente llevado por algún inmigrante italiano que conmemoró a la Virgen de Loreto, ciudad italiana donde ¡ oh casualidad !, está la Casa de la Virgen, traída de Tierra Santa.

La escalera de Santa Fe de 33 escalones, mandada a construir por Jesús por intermedio de su padre adoptador José. El que tenga oídos para oir que oiga.

 

Fuentes:  www.reinadelcielo.org,  Wikipedia