Orígenes del rezo del Rosario

A comienzos del siglo XIII, Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de los Dominicos, estaba muy desanimado al ver que en los sitios donde predicaba, la gente no se convertía y la herejía imperaba. Entonces le pidió a La Virgen María que le diese alguna solución para conseguir la salvación de aquellas personas.
En 1214, la Madre de Dios se le apareció y le dijo: «Estos terrenos no producirán frutos de conversión sino reciben abundante lluvia de oración»; le enseñó a rezar el rosario y le dijo que propagase esa devoción, como arma poderosa para la conversión y la fe.

Santo Domingo es considerado el fundador del Santo Rosario, quien siguió rezándolo a diario durante su vida y animaba continuamente a todos a recitarlo.

"La Virgen entregando el rosario a Santo Domingo”. Murillo

“La Virgen entregando el rosario a Santo Domingo”. Murillo

 

Los misterios del Rosario

La meditación de los misterios de Cristo y de la Virgen María sucedió en el siglo XV cuando el beato Alan de la Roche los incorporó dando origen a los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos a los que luego se le agregaron los luminosos que agregó el Papa Juan Pablo II en el año 2002.
Los misterios son grupos de 5, clasificados según el día de la semana en que se rece el rosario y se meditan antes del Padre Nuestro de cada decena de Ave Marías:

  • Misterios gozosos (lunes y sábado)
  • Misterios dolorosos (martes y viernes)
  • Misterios gloriosos (miércoles y domingo)
  • Misterios luminosos (jueves)

INSTITUCIÓN DE LA FIESTA DEL SANTO ROSARIO

El 7 de octubre de 1571 se llevó a cabo la batalla naval de Lepanto, en la cual los cristianos vencieron a los turcos. Los cristianos sabían que si perdían esta batalla, su religión podía peligrar y por esta razón confiaron en la ayuda de Dios a través de la intercesión de la Santísima Virgen. El Papa San Pío V pidió a los cristianos rezar el rosario por la flota. Días más tarde llegaron los mensajeros con la noticia oficial del triunfo cristiano. Posteriormente, instituyó la fiesta de Nuestra Señora de las Victorias el 7 de octubre.

Un año más tarde, Gregorio XIII cambió el nombre de la fiesta por el de Nuestra Señora del Rosario y determinó que se celebrase el primer domingo de Octubre (día en que se había ganado la batalla). Actualmente se celebra la fiesta del Rosario el 7 de Octubre pero algunos dominicos siguen celebrándola el primer domingo del mes

 

Breve guia para el rezo del Rosario

Rezo del Rosario

Comenzando desde A) se reza:

1 Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén

10 Ave Maria

Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

1 Gloria
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Así por cada decena de cuentas, grupos B, C, D y E.

Credo (letra F)

Creo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén».

1 Padre Nuestro (5)
3 Ave Maria (G)
1 Gloria (6)

 

Fuente: ACIPRENSA, Catholic-Link, Dominicos.org, Wikipedia