2 Tesalonicenses 2

1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con Él, les rogamos, hermanos,
2 que no sean sacudidos fácilmente en su modo de pensar, ni se alarmen, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado.
3 Que nadie los engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición.
4 Este se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios.
5 ¿No se acuerdan de que cuando yo estaba todavía con ustedes les decía esto?
6 Ustedes saben lo que lo detiene por ahora, para ser revelado a su debido tiempo.
7 Porque el misterio de la iniquidad ya está en acción, sólo que aquél que por ahora lo detiene, lo hará hasta que él mismo sea quitado de en medio.
8 Entonces será revelado ese impío, a quien el Señor matará con el espíritu de Su boca, y destruirá con el resplandor de Su venida.
9 La venida del impío será conforme a la actividad de Satanás, con todo poder y señales y prodigios mentirosos,
10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, porque no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
11 Por esto Dios les enviará un poder engañoso, para que crean en la mentira,
12 a fin de que sean juzgados todos los que no creyeron en la verdad sino que se complacieron en la iniquidad.

San Pablo, La Biblia

La profecía de San Malaquías

La Profecía de los Papas es una de las dos profecías de San Malaquías, que fue publicada en 1595, y se atribuye al obispo católico Malaquías de Armagh (1094-1148). Es conocida comúnmente como la profecía de San Malaquías y se dio a conocer siglos después de la muerte del Santo.

San Malaquías

San Malaquías

Consiste en una serie de lemas crípticos correspondientes a la sucesión de los distintos Papas. El del último lema es el siguiente:

El lema 113º

Petrus Romanus, qui
pascet oves in multis tribulationibus:
quibus transactis civitas septicollis diruetur,
et Iudex tremedus iudicabit populum suum. Finis.
Pedro el Romano, quien
apacentará a su rebaño entre muchas tribulaciones;
tras lo cual, la ciudad de las siete colinas​ será destruida
y el tremendo Juez juzgará a su pueblo. Fin.

A pesar que hubo muchos antipapas y que el conteo entonces es difícil y obscuro, muchos dicen que este último lema del último Papa corresponde a Francisco de Buenos Aires.

Nostradamus y las referencias a la Iglesia y al Papa

Lugar de nacimiento de Nostradamus

Lugar de nacimiento de Nostradamus, en el pueblo de Saint Remý de Provence, Francia

Dice el catecismo católico:

66 “La economía cristiana, como alianza nueva y definitiva, nunca pasará; ni hay que esperar otra revelación pública antes de la gloriosa manifestación de nuestro Señor Jesucristo” (DV 4). Sin embargo, aunque la Revelación esté acabada, no está completamente explicitada; corresponderá a la fe cristiana comprender gradualmente todo su contenido en el transcurso de los siglos.

67 A lo largo de los siglos ha habido revelaciones llamadas “privadas”, algunas de las cuales han sido reconocidas por la autoridad de la Iglesia. Estas, sin embargo, no pertenecen al depósito de la fe. Su función no es la de “mejorar” o “completar” la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia. Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia.

Entonces entendemos que las revelaciones privadas de Nostradamus son solo inválidas si contradicen la Revelación definitiva de Cristo y está en el sentir de los fieles saber discernir si estas revelaciones constituyen una auténtica llamada de Cristo.

Hechas todas las salvedades pertinentes y basándonos en este permiso del catecismo reproducimos el siguiente contenido, cuya función es ayudar a vivir plenamente la Revelación del Señor en esta terrible época de la historia.

Cuartetas y Presagios de Nostradamus con referencias a la Iglesia y al Papa

Muy cerca del Tíber amenazarán los libios.
Poco antes habrá una gran inundación.
El jefe sagrado será capturado y hecho prisionero,
en llamas el castillo y el palacio  (II, 93)

El río Tíber es el tercer río más largo de Italia (después de los ríos Po y Adige), con una longitud de 405 km. Nace en los Apeninos, en el monte Fumaiolo, en la región de Romaña, y atraviesa las de Umbría y Lazio, pasando por las ciudades de Perugia y Roma.
El Castillo de Sant’Angelo o Castel Sant’Angelo (también conocido como el Mausoleo de Adriano o Mole Adrianorum) es un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, en frente del pons Aelius (actual puente de Sant’Angelo), a poca distancia de la Ciudad del Vaticano.
El Palacio Apostólico, también llamado el Palacio Papal o el Palacio del Vaticano, es la residencia oficial del Papa en la Ciudad del Vaticano.

En los lugares incendiados, huirán a causa de la enfermedad,
el tiempo será caprichoso, y el viento traerá la muerte de tres dirigentes.
Del cielo caerán grandes relámpagos, que devorarán las tierras de los tonsurados.
Casi muerto el Grande, su sucesor apenas gobernará. (Presagio 98).

Tonsurado : Del lat. mediev. tonsuratus. 1. m. clérigo.

Caerá fuego del cielo, y la ciudad hasta casi consumirse.
Al mismo tiempo habrá una tremenda inundación,
Cerdeña será vejada por la flota norteafricana,
y en la Iglesia quedará vacante el asiento del poder. (II, 81).

Cerdeña: isla italiana en el mar Mediterráneo, al sur de la isla de Córcega.

La gran estrella arderá durante siete días,
y la nube hará aparecer dos soles
El gran perro aullará toda la noche,
cuando el gran pontífice sea
obligado a cambiar de país. (II, 41).

Los sacerdotes del perro de que habla Robert Graves, llamados Enarios, que atendían a una diosa del Mediterráneo Oriental y se entregaban a frenesíes sodomíticos en los días canículares cuando aparecía la estrella del Perro, Sirio.

Por el poder de las tres naciones en guerra
la Santa Sede se trasladará de lugar.
Allí un nuevo papa recibirá el espíritu,
y la Iglesia tendrá un nuevo centro. (VIII, 99)

Tres naciones en guerra ¿ Estados Unidos, Rusia y China ? ( Véase Benjamín Solari Parravicini: la guerra de los tres )

Además de San Malaquías, Nicolás de Fluh y la profecía de Premol, esta escena futura de un papa obligado a abandonar la Ciudad Eterna en medio de una gran destrucción es una de las más compartidas por las personas dotadas de precognición o de dones proféticos. En el siglo XIII, Juan de Vatiguerio predijo que un día, cuando “el mundo se encuentre terriblemente perturbado”, “el papa cambiará de residencia”. “Durante veinticinco meses”, no habrá ningún gobierno ni papa en la Iglesia de Roma. Cien años después, Juan de Rocapartida profetizó:

“Al acercarse el fin del mundo, el papa y sus cardenales habrán de huir de Roma en trágicas circunstancias, hacia un lugar donde permanecerán sin ser reconocidos. El papa sufrirá una cruel muerte en el exilio”.

En cautividad, el gran pontífice,
la sucesión del Grande dividirá
desastrosamente a la clerecía.
Será elegido mientras esté ausente
de sus tierras desoladas,
donde habrán sido muertos sus
ministros favoritos. (V, 15).

La gran pescadora se lamentará y llorará,
por la decisión tomada, al haber sido engañada
sobre la vitalidad del elegido.
Este no deseará permanecer mucho tiempo junto
a ellos, y viajará lejos, entre las conjuras en su
contra de quienes hablan su misma lengua (VII, 35).

Véase la Palabra de Jesucristo: Mateo 24:28 Reina-Valera 1960 (RVR1960) “Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.”

¿ La Iglesia será engañada por un falso cristo ? ¿ Alguna tecnología para animar a un clon sin vida de Jesús ? ¿ águilas, significado de norteamericanos ?

Respecto a esta última posibilidad hay una teoría conspirativa que hasta tiene nombre: blue-beam. Respecto a esto dice Wikipedia:

Proyecto Rayo Azul

El Blue Beam Project (Proyecto Rayo Azul), es una teoría de conspiración, investigada por el canadiense Serge Monast, según la cual se involucrarían el Gobierno de los Estados Unidos, El Grupo Bilderberg y la NASA, entre otros, para producir apariciones extraterrestres y divinas artificiales, con la supuesta intención de quebrantar la conciencia humana, y facilitar el camino hacia un Nuevo Orden Mundial tiránico.
Según la teoría, formarían parte de esta etapa hologramas en tres dimensiones mediante proyecciones láser en diferentes partes del mundo con una imagen diferente, según la fe de cada etnia. Esta nueva “imagen de Dios” hablaría en todos los idiomas, y además se proclamaría ante las naciones imponiendo una sola religión, un solo tipo de moneda, una sola ideología, creando así lo que se llamaría el Nuevo Orden Mundial.

Véase también la Palabra de Jesucristo a San Pedro: Mateo 26:34 “Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces.”

¿ Aparte de lo histórico por todos conocido, se referiría a que la Iglesia lo negaría tres veces al confirmar otras tantas a un falso cristo ?

De todos modos las traducciones varían mucho y con ellas su significado, por lo que pierden sentido. En este caso estamos siguiendo las del libro Paradigmas, un texto de por sí poco confiable, pero ¿ cuál lo es ?.

 El penúltimo en ser llamado papa
trabajará y descansará a la luz de la luna.
Vagará por tierras lejanas, con la cabeza llena de confusión,
buscando el modo de librar a su gran pueblo de la opresión. (II, 28).

Elegido papa, se mofarán de él los mismos que le escojan,
pues será improvisado y repentino su nombramiento,
y él se mostrará tímido y servicial y de carácter demasiado afable;
finalmente será asesinado y la noche verá el abrazo letal de su muerte. (X,I2)

Tendrá el gobierno de la Gran Túnica
más será obligado a realizar ciertos actos.
Doce hombres vendrán a manchar la túnica,
y bajo el asesinato, el asesinato llegará a perpetrarse. (IV, II).

Romano pontífice, cuídate de viajar cerca de
la ciudad que cruzan los dos ríos. Cerca de
allí, tu sangre se verterá, junto a la de otros,
cuando la Rosa haya florecido. (II, 97).

¿ Santa María Rosa Mística, la rosa como símbolo del socialismo, la orden Rosa-Cruz, alguna otra ?

 El Sacerdote Real hará una profunda
reverencia, y surgirá de su boca una gran cantidad de sangre.
El Reino Angélico se creerá ya a salvo de peligros,
y su anterior jefe, todavía vivo, morirá en Túnez. (X, 56).

Túnez es una república norafricana musulmana en la mitad del Mediterráneo.

Cuando se encuentre el sepulcro del famoso romano,
al día siguiente de haber sido elegido un papa,
aprobado en el cónclave de cardenales por una leve mayoría,
el papa será envenenado y se encontrará su sangre en el cáliz sagrado. (III, 65).

Cuando se funde una nueva secta de creyentes,
serán hallados los huesos del gran romano.
Aparecerá un sepulcro cubierto de mármol,
apenas enterrado, cuando la tierra tiemble en abril. (VI, 66).

Terremoto presagiado por Nostradamus:

El Sol dentro de los 20 grados de Toro,
así tan fuerte la tierra tiembla,
El grande teatro repleto se derrumbará
El aire, Cielo y tierra, oscurecidos y turbados
Cuando el infiel a Dios y a los Santos invocará

Nostradamus 9:83

Se encontrarán los restos del triunviro,
en una excavación en busca de un tesoro enigmático y profundo.
Quienes se hallen cerca del lugar no permanecerán tranquilos
sino que hurgarán para sacar el objeto de mármol y metal. (V,7).

Torrentes de agua abrirán la tumba de mármol y plomo
del gran romano con el utensilio medusiano. (IX, 84).

Se descubrirá una profunda columna de fino pórfido,
con inscripciones del Capitolio en la base.
Huesos, cabello rizado, romano, será forzada. (IX, 32).

Será feliz poco tiempo, pues se verá abandonado por sus seguidores.
El año en que se abata la enfermedad, el Santificado sucumbirá a ella,
cuando la Gran Dama tenga la sede en los Campos Elíseos,
y la mayor parte de los frutos sigan en los árboles,
sin ser recogidos, a causa de la enfermedad. (Presagio 61).

Cuando Libra haya sido asolada y
abandonada, y el sucesor del Gran Pontífice vague lejos,
será destronado por los septentrionales,
aquellos que acabarán por poseer el Cáliz. (VI, 82).

La hija mayor de la Isla Británica,
nacida quince años antes que su hermano
conseguirá lo prometido
y será la sucesora del reino de la balanza  (IV, 96).

Libra verá gobernar a los de las Hespérides,
unificando la monarquía de los cielos y la tierra.
Nadie verá perecer las fuerzas de Asia
y la Jerarquía ya no estará en manos de los siete. (IV, 50).

En la mitología griega, las Hespérides eran las ninfas de árboles frutales que cuidaban un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, que la tradición mayoritaria situaba cerca de la cordillera del Atlas en el Norte de África al borde del Océano que circundaba el mundo.
Según el poeta griego siciliano Estesícoro, en su poema la Canción de Gerión, y el geógrafo griego Estrabón, en su libro Geografía, las Hespérides estaban en Tartessos, un lugar situado en el sur de la península Ibérica. Apolonio de Rodas, por su parte, situaba el jardín cerca del lago Tritón, en Libia.

A la tierra antigua, fuente de sabiduría, volverá la Rosa,
cuando el papado esté en ruinas y ya no tenga preeminencia.
Entonces el papa será destronado, y la barca
de Pedro se hundirá entre las olas. (V, 31).

En el centro del mundo reinará la
Rosa, y a causa de los nuevos edictos, se
derramará la sangre públicamente.
Para decir la verdad, todos cerrarán la
boca; ése será el momento en que se
manifieste el esperado. (V, 96)

Cita siguiente, entresacada de una carta escrita por el profeta a Enrique II

Y surgirá uno que reorganizará el conjunto de la cristiandad. Se forzará la consecución de una gran paz, con unión y concordia entre los de creencias opuestas y filosóficas encontradas. Y así se consolidará el reino universal del Furioso, que engañará a todos y personificará al Sabio.

Nostradamus predice, pues, la aparición de un supuesto salvador, que afirmará venir en cumplimiento de las promesas mesiánicas y que ofrecerá su mensaje de paz a un mundo agobiado por las guerras. Reorganizará la Iglesia y unificará la cristiandad y las religiones principales en una Iglesia mundial y unida y en una religión mundial y unida. Los habitantes del planeta le otorgarán el poder suficiente para forzar una pax in terra universal, en el terreno político y en las relaciones internacionales. No obstante, si bien afirmará que nos trae la esperanza, no será en realidad sino el Anticristo, un falso Salvador.
En un cuarteto muy explícito, Nostradamus dice asi:

En el mundo no habrá sino un gobernante,
que traerá la paz, pero no por mucho
tiempo. Cuando la barca del pescador
esté ya perdida y desaparecida, la
Iglesia se encaminará a su gran
destrucción. (L, 4).

San Juan, en el Apocalipsis, ofrece una detallada descripción de una futura Iglesia mundial única, viciada por la corrupción, y de su destrucción final.
Recordemos que en el capítulo 17, la representa como una “ramera” sentada sobre una “bestia” de siete cabezas y diez cuernos. La prostituta encarna el falso sistema religioso; la bestia, a los poderes políticos que esa religión dominará. Los diez cuernos —versículo 12— son “diez reyes, los cuales no han recibido aún la realeza, pero con la bestia recibirán la autoridad de reyes por una hora”. Al final del capítulo, san Juan presagia que los diez gobernantes aborrecerán a la ramera y la dejarán desolada y desnuda, y comerán sus carnes, y la quemarán al fuego”. San Juan llama también a la prostituta “la Gran Babilonia” e identifica las siete cabezas de la bestia sobre la que reposa con las “siete colinas”.

Esta descripción de la futura destrucción de Babilonia como sede de un falso poder religioso presenta un interesante paralelismo con las profecías de Nostradamus, quien identificaba al cabecilla de la revuelta como uno de los gobernantes del Aquilón, esto es, las naciones de Norte, los Estados Unidos y Rusia. En la Epístola a Enrique II se lee lo siguiente:

“La víspera de la destrucción del mundo, cuando la mujer alcance el máximo de su dignidad, algunos jefes y señores de la guerra se enfrentarán a ella y la despojarán de su poder, dejándola reducida a los signos vacíos que anteriormente le habían infundido su atractivo. Las gentes se inclinarán a la derecha y no desearán someterse al extremo opuesto, al bando de los que vitorean, comparten y promocionan las incitaciones al sometimiento de las gentes. Y entonces aparecerá un hombre nacido de una estirpe largo tiempo estéril, que intentará erradicar del mundo la esclavitud mediante una paz forzada, a la que los hombres se someterán voluntariamente. Y este hombre estará protegido por Marte, arrancará a Júpiter sus honores y poderes y se establecerá en una ciudad liberada, situada entre dos ríos. Los jefes del gobierno serán destituidos y ejecutados, sorprendidos por la conspiración dirigida por el segundo Trasíbulo, quien habrá pasado muchos años trabajando con ese propósito”.

Trasíbulo fue un general ateniense y un líder de la facción democrática de Atenas. En el año 412 a. C., en el comienzo de un golpe de estado oligárquico en Atenas, los marineros pro-democráticos de la isla de Samos le eligieron general, haciéndole el primer líder de una resistencia democrática contra el golpe de estado.

“El tercer dirigente del Aquilón, al escuchar el lamento del mundo, reunirá en sus territorios un poderosísimo ejército que, desafiando el sistema establecido por sus predecesores, intentará devolver las cosas al estado en que se encontraban anteriormente y reponer en su antigua posición y poderío al vicario de la capucha. Sin embargo, encontrará la Iglesia asolada, abandonada por el Espíritu, destruida por la corrupción pagana. El Antiguo Testamento (sus libros) habrán sido destrozados y quemados”.

Aquilón o Aquilo (en latín, Aquilo), en la mitología romana, es el dios de los vientos septentrionales (del norte), fríos y tempestuosos. Un nombre alternativo,utilizado más raramente para el viento del norte es el de Septentrio, una palabra derivada de septem triones (“siete bueyes”), por referirse a las siete estrellas que se destacan en el norte, en la constelación de la Osa Mayor.Su homólogo griego es Boreas.
¿ Juego de palabras con aquila ( en latín, águila ) ?

 En los Templos se perpetrarán escándalos.
Y los recompensados con honores y encomiendas
se dedicarán estatuas santificadas de oro y
de plata los unos a los otros.
Y su fin llegará en un gran tumulto. (VI, 9)

El conocimiento del pasado y del presente
será interpretado y controlado por el gran festivo.
Cuando el tiempo esté ya muy avanzado, el
mundo se cansará de su autoridad
y se mostrará desleal con él, y la clerecía
recibirá su castigo. (X, 73)

El mundo correrá peligro a causa de sus
dirigentes, repentinamente aliados,
y se agitará contra los rapados del poderoso consejo.
El pueblo se irritará contra los reyes de la Iglesia,
y alguien obtendrá después todo aquello que se le negó. (Presagio 99)

La sangre de los hombres de la Iglesia será
derramada con tanta abundancia como el agua.
La matanza no se detendrá en mucho tiempo.
Terrible será para la clerecía, llantos terribles para los clérigos ( VIII, 98)

Marte amenazará con su belicoso rostro.
Durante setenta días, hará que corra la sangre,
y provocará la ascendencia y caída de toda la
clerecía y de todos aquellos que no presten oído. (I, 15)

La falsa unión durará muy poco.
Algunos poderes serán transformados y otros reformados.
En las naves, la gente padecerá.
Y luego caerán sobre Roma como un león. (VI, 20)

Un jefe se mostrará furioso contra quienes destruyeron la Santa Sede,
y quienes prohibieron las armas de la guerra,
y quienes mezclaron una religión envenenada con otra dulce.
Por eso matará a muchos de ellos, y otros se
ahogarán en el mar, entre llamadas de auxilio. (VII, 94)

El tiempo cambiará radicalmente, y de repente surgirá la discordia.
Un consejo de guerra restaurará todo lo que habrá sido cambiado.
La Gran Mujer morirá, perdida a causa de conspiradores llegados por mar.
La gran rebelión habrá sido tramada por el Grande. (Presagio 93)

La Ciudad será sitiada y asaltada de noche.
Pocos escaparan del enemigo llegado por mar.
Tan pocos supervivientes habrá, que una mujer
se desmayará al encontrar a su hijo entre los vivos,
cuando Saturno y Marte estén en Aries. (I, 41)

Fuente: Paradigmas, enigmas y leyendas contemporáneas, bibliaparalela.com, Wikipedia, http://www.vatican.va, Real Academia Española, Internet

 

Imprimir