Justo Oscar Laguna (Buenos Aires, 25 de septiembre de 1929-Buenos Aires, 3 de noviembre de 2011) fue un sacerdote católico argentino y obispo emérito de Morón, provincia de Buenos Aires, Argentina.


Justo_Oscar_Laguna

Monseñor Justo Laguna

 

Emblema de Monseñor Laguna

 

Emblema o escudo de su ministerio

Biografía

Justo Oscar Laguna nació el 25 de septiembre de 1929 en Buenos Aires, en el edificio de la Confitería del Molino ( este edificio abandonado, fue expropiado y está siendo restaurado por una comisión del Congreso presidida por Daniel Filmus con la colaboración de la Universidad de Buenos Aires )

confiteria el molino

Confitería El Molino, su deterioro y su antiguo esplendor; en este edificio nació en 1929 Justo Laguna.

http://www.arcondebuenosaires.com.ar/confiteria_molino.htm

Hijo de un matrimonio de españoles, sus padres le dieron una formación cultural consistente. A los diez años, ya había leído Madame Bovary, de Gustave Flaubert. Cursó estudios primarios en el Colegio Cornelio Saavedra, y secundarios en el Colegio Nacional Manuel Belgrano, ambos dependientes del Estado.

Carrera sacerdotal

Fue ordenado presbítero el 18 de septiembre de 1954 en la ciudad de Buenos Aires. Acompañó en la parroquia del Carmen a monseñor Gustavo Franceschi, director de la revista Criterio durante 25 años.

Más tarde, fue párroco de la Catedral de San Isidro, Provincia de Buenos Aires por 9 años. Se desempeñó como director espiritual del seminario diocesano y rector de dicho seminario por dos décadas, como fiscal eclesiástico, canciller en el año 1961 y vicario general de 1962 a 1980.​ En la época que fue párroco inició una larga amistad con Jorge Casaretto, de quien sería su principal consagrador años más tarde, y su amigo hasta su fallecimiento.

En 1975 fue nombrado por San Pablo VI, obispo titular de Lares y auxiliar de San Isidro; su ordenación episcopal se efectuó en la Catedral de San Isidro el 8 de marzo de 1975, siendo el consagrador principal Mons. Antonio María Aguirre, por entonces obispo de la diócesis de San Isidro. El lema de su escudo episcopal es In Verbo tuo laxabo rete (Por tu Palabra echaré las redes). El 25 de enero de 1980, San Juan Pablo II lo nombró obispo de la diócesis de Morón. Laguna inició su ministerio pastoral en esa diócesis el 22 de marzo del mismo año.

Respecto a su designación como obispo de Morón, Laguna dijo:

A mí no me cambió la ordenación episcopal, pero sí me cambió Morón, el contacto con los pobres, conocerlos, acercarme a ellos para asumir su causa. No se olvide que yo venía de San Isidro. Es otro mundo. Yo hablaba de los pobres, pero sólo hablaba. Yo conozco a los pobres cuando vengo a Merlo, a Moreno y a Morón. Ahí conocí las ollas populares.

Monseñor Laguna puede ser catalogado como un “moderado” entre los obispos de Argentina y fue una figura crítica de las políticas socio-económicas del presidente Carlos Saúl Menem. Con Raúl Alfonsín, Laguna forjó una larga amistad que se inició en 1983 cuando ambos se conocieron con motivo de la mediación papal por el canal del Beagle y que continuó en el tiempo hasta que el 1 de abril de 2009 Laguna le impartió la unción de los enfermos al expresidente.

En 1987, durante la discusión de la ley del divorcio, Laguna manifestó:

El divorcio es un mal, pero es un mal para los católicos, y no podemos imponer en una sociedad plural una ley que toca a los católicos. Son los católicos los que tienen que cumplirla y no el resto.

Tiempos con olor a azufre

En 1996 Laguna hizo una autocrítica sobre su actuación en la dictadura militar diciendo que no hizo lo suficiente para salvar las vidas de muchos detenidos.

En febrero de 1999, Laguna hizo unas polémicas declaraciones en la revista XXI en las que refiriéndose a San Juan Pablo II lamentó la intervención de la Santa Sede por razones humanitarias en favor del dictador Augusto Pinochet:

Creo que al pobre Papa lo han enredado. Me da pena. Es un hombre que ha pedido por todo el mundo.

A los pocos días hizo público el pedido de perdón al Sumo Pontífice. Fue obligado a retractarse, quizás por el lugar de reunión de satanás, que se infiltró en la Iglesia:

Laguna debió hacer frente a dos resonantes casos policiales que involucraron a dos sacerdotes de su diócesis, los curas Borgione y Grassi. En 1996 se produjo el asesinato del sacerdote Mario Borgione, en el que se vinculó a otro cura, Omar Díaz, en un caso en el que se involucraba prácticas homosexuales y prostitución masculina.​ En el año 2002 en una investigación televisiva se acusaba al sacerdote Julio César Grassi de ser el autor de repetidos actos de abuso sexual de menores a su cargo, por los que fue condenado. Laguna declaró: “la situación del padre Julio Grassi ha sido una de las cruces de mi episcopado”.

Laguna ofició como consagrador principal del obispo Mons. Fernando María Bargalló, involucrado en otro escándalo, como lo testimonia este artículo

https://www.lagaceta.com.ar/nota/497452/mundo/bargallo-admitio-romance-mujer-fotos-renuncio.html

“Bargalló admitió su romance con la mujer de las fotos y renunció
El obispo convocó a los sacerdotes de su diócesis y les comunicó la decisión.”

Y una foto que por decoro no publicaremos muestra a la mujer en bikini junto al sacerdote en traje de baño en una playa de México.

El epígrafe dice:

“BUENOS AIRES.- Monseñor Fernando María Bargalló, obispo de Merlo-Moreno y presidente de Cáritas Latinoamérica, fotografiado en una exclusiva playa de México abrazado a una mujer, admitió la relación y renunció a su cargo.”

También es recordado este escándalo testimoniado en los comentarios de este artículo:

http://caminante-wanderer.blogspot.com/2015/08/estampas-de-otros-tiempos-la-misa-papal.html

“También recuerdo el caso de Bernardo Neustadt, que después de vivir como 40 años con Annie Costaguta, la dejó por una jovencita llamada Cordero Biedma (se acuerdan?), y el inefable Monseñor Laguna los maridó por Iglesia. Otro caso más de legalismo absurdo, porque si existió “de hecho” un matrimonio fue con la primera, siendo la segunda una pura calentura que duró un suspiro.”

En 2005, Laguna se expresó en favor de la educación sexual en los colegios y de la despenalización del aborto en determinados casos:

«… Pero los que no quieran ser castos, que no lo hagan mal, sin nada. La tradición indica que el sexo es para la procreación. Yo no lo creo. El sexo es para muchas cosas…»

Sobre el aborto, declaró:

«¿La despenalización del aborto? Yo tengo mi propia posición. Yo creo que el aborto es un crimen horrible siempre. Siempre es un crimen horrible. Pero de lo que yo no estoy tan seguro es de que haya que meter presas a víctimas. Pobres chicas… de eso no estoy tan seguro.»

Así está el mundo, en términos relativos se cometen más crímenes dentro de la cárcel que fuera de ella y más pecados dentro de la iglesia que fuera de ella.

Que el Dios de la Misericordia nos perdone a todos. Y que las palabras inspiradas de Benjamín Solari Parravicini: ¡ limpiad vuestros claustros ! sean escuchadas.

En 2011 se transformó el primer miembro de la jerarquía católica argentina procesado en una causa por derechos humanos, al presuntamente mentir sobre el asesinato del obispo de San Nicolás, Ponce de León, durante la última dictadura argentina.​ La responsabilidad no se probó hasta el presente. Recordar que también se dijeron calumnias, producto de prejuicios, acerca de que el Papa Francisco estaba relacionado con entregar a sacerdotes a la dictadura cuando luego se descubrió que era todo lo contrario, que arriesgaba su vida por esconderlos y protegerlos de tortura y muerte.

Adolfo Pérez Esquivel, premio nobel de la paz en 1980, incluyó a Justo Oscar Laguna y a Jorge Casaretto entre los obispos que, con iniciativas personales, salvaron personas durante la dictadura militar argentina iniciada en 1976.

¿Qué decir de obispos como Justo Oscar Laguna y Jorge Casaretto, que visitaron a los sacerdotes de su diócesis en la U9​ y que pidieron poder encontrarme cuando yo estaba preso ? Monseñor Laguna, después de animadas discusiones con los militares, pudo encontrarme en la Intendencia de la Seguridad Federal en abril de 1977. Adolfo Pérez Esquivel.

Fuente: Wikipedia y otras mencionadas

Imprimir