Mirad, yo os envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sed astutos como las serpientes e inocentes como las palomas.

JesuChristo ( Mateo 10:16 )

Ecumenismo ingenuo

Con el Concilio Ecuménico Vaticano II ( 1962 – 1965 ) se habló de ecumenismo, es decir, esfuerzo por lograr la unidad entre los discípulos de Cristo.

Se estaba pensando en las Iglesias Históricas ( Ortodoxos, Anglicanos, Luteranos, Calvinistas, Metodistas, etc.), que ya se encontraban en este camino.

Pero hubo una confusión. Se quiso practicar el ecumenismo con las sectas, que nunca lo aceptaron y siempre han sido ferozmente proselitistas: testigos de Jehová, mormones, adventistas y toda la línea pentecostal, sumamente fragmentada.

Además, se entendió el ecumenismo como desarme general y debilitamiento de la identidad católica, en busca de una super- iglesia, sin preocupaciones doctrinales. No faltan sacerdotes que invitan abiertamente a los católicos para que participen en las “campañas” protestantes. Hay casos en que protestantes dirigen grupos católicos… Y así las sectas avanzan.

No seamos ingenuos. Para muchos el ecumenismo es un “pretexto” para entrar en contacto con los católicos y llevárselos. Sencillamente “se infiltran”, como si fueran católicos. Sería muy oportuno, en el momento actual, poner alto de una vez a esta sangría constante de católicos, que se pasan a las sectas por una práctica mal entendida del ecumenismo.

Que quede bien claro: nunca será posible practicar un auténtico ecumenismo, sacrificando los valores de la verdad y renunciando a nuestra identidad católica.

Padre José Romero

El padre José Nicolás Romero nació en Buenos Aires el 7 de marzo de 1930. Ingresó en el Seminario Matropolitano el 11 de marzo de 1946, ordenándose sacerdote el 1 de diciembre de 1957 con el título de Licenciado en Teología.
Asesor arquidiocesano de la Renovación Carismática Católica en la Arquidiócesis de Buenos Aires.

jose-romero

 

“Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,  enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado;

y ¡ recuerden ! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.”

JesusChristo ( Mateo 18:19-20 )

Fuente: El Espíritu de Dios irrumpe en la Iglesia, Presbítero José Nicolás Romero

Imprimir