LA LLAGA DEL HOMBRO DE JESÚS

Dice en el Breviario de la hermanita Irma:

Preguntando San Bernardo al Divino Redentor cuál fue el dolor que más sufrió, y más desconoci­do de los hombres, Jesús le respondió:

” Yo tenía una llaga profundísima en el hombro sobre el cual cargué mi pesada cruz, esa llaga era la más dolorosa de todas. Los hombres no la conocen. Honrad pues esta llaga y haré todo lo que por ella pidas “

Y dice en reinadelcielo.org :

San Bernardo de Claraval, el místico francés que ayudó a renovar la Orden de los Cistercienses en el siglo XII, de acuerdo con los anales de Claraval, tuvo una conversación con nuestro Señor. El oró, preguntándole a Jesús cuál fue su mayor sufrimiento que no se recuerda; y el Señor le respondió:

“Tenía en mi hombro, mientras soporté Mi Cruz en el Camino de los Dolores, una herida grave que era más dolorosa que las demás, y que no es recordada por los hombres. Honra esta herida con tu devoción, y te daré todo lo que me pidas a través de su virtud y el mérito. Y en lo que se refiere a todos aquellos que veneren esta llaga, les perdonaré todos sus pecados veniales y no recordaré sus pecados mortales “.

San Bernardo de Clarabal

Bernard de Fontaine, conocido como Bernardo de Claraval o en francés, Bernard de Clairvaux, (castillo de Fontaine-lès-Dijon, (Borgoña), 1090 — Abadía de Claraval, Ville-sous-la-Ferté, Champaña-Ardenas, Francia, 20 de agosto de 1153) fue un monje cisterciense francés y abad de la abadía de Claraval.

Con él, la orden del Císter se expandió por toda Europa y ocupó el primer plano de la influencia religiosa. Participó en los principales conflictos doctrinales de su época y se implicó en los asuntos importantes de la Iglesia. En el cisma de Anacleto II se movilizó para defender al que fue declarado verdadero papa, se opuso al racionalista Abelardo y fue el apasionado predicador de la segunda Cruzada.

Es una personalidad esencial en la historia de la Iglesia católica y la más notable de su siglo. Ejerció una gran influencia en la vida política y religiosa de Europa.

Sus contribuciones han perfilado la religiosidad cristiana, el canto gregoriano, la vida monástica y la expansión de la arquitectura gótica.

La Iglesia católica lo canonizó en 1174 como san Bernardo de Claraval, y lo declaró Doctor de la Iglesia en 1830.

vision de san bernardo

Visión de san Bernardo, María se aparece a san Bernardo. Filippino Lippi, Badia Fiorentina, Florencia

Oración que rezaba la Hermanita Irma

Oremos:
Oh, amado Jesús, manso cordero de Dios, a pe­sar de ser yo una criatura miserable y pecadora, te adoro y venero la llaga causada por el peso de vues­tra cruz que abriendo vuestra carne, desnudó los huesos de vuestro hombro sangrado y de la cual vuestra Madre dolorosa tanto se compadeció. Tam­bién yo, oh carísimo Jesús, me compadezco de vos, y desde el fondo de mi corazón te glorifico, te agra­dezco por esta llaga dolorosa de vuestro hombro en el que quisisteis cargar vuestra cruz por mi sal­vación. Ah, por los sufrimientos que padeciste y que aumentaron el enorme peso de vuestra cruz, ruégote con mucha humildad, ten piedad de mí, perdonad mis pecados y conducidme al Cielo por el camino de la Cruz.
Amén.

El perro de Jesús anuncia su Predestinación

Y Solari Parravicini ( el “anciano de Leo”; a propósito, en el Policlínico Bancario, donde murió, hay extrañas molduras heráldicas con un león alado ) recibió la siguiente visión:

Llagas

“Leyendo estoy en tu mente la intriga que guardas”, dijo esa noche el Ángel al anciano de Leo, en tanto éste transcribía para el Padre Simón la anécdota de “Simón el calzador” recibida esa tarde. “Ya que escribes, toma la aclaración que deseas: quedarás contento; además, complementará el relato para el Padre amigo.
¿Quieres saber el porqué del nombre del pequeño perro del Niño Jesús?
Escribe:
‘¡Madre!… ¡Madre!”, exclamó el Niño Jesús, entrando precipitadamente a la casa, ya cayendo el día. Tolomeo el mayor me entregó este pequeño perrito que cargo, el pobrecito gime cubierto en llagas, ayúdame, madre, a bien curarle, porque lo llevaré junto a mí, hasta el día de mi ausencia; luego, vuestro será, y juntos me aguardarán.’
‘Hijo amado’, contestó la Virgen. ‘Cumplido tu deseo sea. Lugar de familia ocupará en nosotros, dadle un nombre para ser llamado, descansará sus fatigas junto a mi lecho,’
‘Madre, si llagas sufre, pues ‘Llagas’ le llamaremos’, contestó el Niño Jesús, acariciando al amigo.”
El día que Jesús se alejó hacia el mandato, “Llagas” restó con María, hasta su final.

Policlinica-Bancaria

Molduras en la fachada de la Policlínica Bancaria ( A MI PADRE QUE ESTA EN EL CIELO )

Fuentes: Breviario de oro de la hermanita Caridad, reinadelcielo.org, Dibujos proféticos Benjamín Solari Parravicini ( Tomo I ) de Sigurd Von Wurmb, heraldicaargentina.blogspot.com, Wikipedia

Imprimir