Alfredo Bufano fue un poeta mendocino (1895- 1950), ferviente católico, quinto hijo de Leonardo Bufano y Concepción de Cristo, ambos inmigrantes italianos, a quienes homenajea en su poema Romance de los dos ríos. Una calle de Buenos Aires lleva su nombre en su homenaje.

En 1919 recibe el Premio de la Municipalidad de Buenos Aires, por Canciones de mi casa y el Premio Provincia de Cuyo, por Valle de soledad y en 1932, el Premio Nacional, por Romancero y Valle de la Ciudad. A los quince años, se instala con su familia en Buenos Aires. En donde conoció a José Ingenieros, escritor que influenció su obra junto a: Arcipreste de Hita, Góngora, Quevedo, García Lorca, Dante, Petrarca, Darío, Nervo, Lugones, Almafuerte, Banchs, Fernández Moreno y tantos otros.

De abril hasta noviembre de 1947 organiza en España la Exposición del Libro Argentino, por las ciudades de Madrid, Barcelona, Granada y Sevilla. En esta última ciudad pronuncia una conferencia sobre el movimiento literario argentino. Recorre otras varias ciudades españolas, como también Francia y África. Viajes en los que se inspira para escribir Junto a las verdes rías y Marruecos.

Romance de los dos ríos fue adaptada y hecha canción; aquí una de sus versiones:

LOS TROVADORES – ROMANCE DE LOS DOS RIOS ( ALFREDO BUFANO – RAMON CATRAMBONI )

Romance de los dos ríos . Alfredo Bufano

Labrador era mi padre,
y yo he sido labrador;
pero mi madre tenía
de cristal el corazón.El me dio músculos recios
para ser trabajador;
Y ella en mi alma, viento y agua,
su música deshojó.El trabajaba la tierra,
¡con que cariño, señor!

Ella miraba las nubes
cual suelo mirarla yo.Mi padre me hizo labriego,
mi madre me hizo cantor;
por él manejo el arado
por ella lloro de amor.

El me decía: “¡muchacho:
agua y tierra es lo mejor!”
Ella a mi oído rezaba
“Rapaz ¡qué cielo el de dios!”

Mi padre vino a estas tierras
a buscar lo que encontró:
fresnos, hogar y domingos
por seis días de sudor.

De esos dos ríos contrarios,
de estos ríos vengo yo;
De los ríos que canto
no sé cual será mejor.A ella el cielo le gustaba
y el cielo se la llevó;
El se quedo mudo y sólo
con su tierra y su dolor.Vivió en ásperas pobrezas,
y así pobre envejeció;
¡Un día se fue en silencio,
tan pobre como llegó!Allá se encontró con ella,
La misma que aquí adoró.

¡Estará mi padre arando
en las tierras del señor!
¡Soñando estará mi madre,
sentada a su bastidor!

El me dejó fortaleza,
para aguantar mi dolor;
Sus ojos ella y sus lágrimas
para llorar a los dos.

Hoy ya solito en el mundo,
esta copla canto yo.

Mi padre me hizo labriego,
mi madre me hizo cantor;
Por el manejo el arado
por ella lloro de amor.

 

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que el Señor tu Dios te da”. (Éx 20,12)
¿ Se puede hacer de manera más cristiana, más de corazón, que como lo hizo Bufano ?

 

Fuentes: Wikipedia, https://www.youtube.com/watch?v=g4ILLuH6CeE