El verdadero Tercer Secreto de Fátima, apostasía de la Iglesia, Rusia, la civilización atea y antihumana occidental, la masonería, el aborto, la homosexualidad…

Las referencias bíblicas son del autor del libro, no son parte del mensaje, pero son muy explicativas.

Muestra parcial del texto:

Están viviendo en una humanidad que ha creado una civilización atea y antihumana. Los hombres ya no se aman los unos a los otros; ya no respetan la vida ni los bienes de los semejantes; las llamas del egoísmo y del odio están extinguiendo esas semillas de bondad que todavía florecen en los corazones de los hombres. Los pobres son abandonados; los pequeños son insidiados y alimentados con el alimento envenenado del escándalo; la juventud es traicionada y conducida hacia las experiencias precoces del mal; los hogares son profanados y destruidos… ¡Cuán grande es la desolación! ¡Cuán densa la oscuridad que los rodea! ¡En qué abismo han caído! Pero ustedes comienzan a vivir lo que les predije en Fátima para los últimos años de este siglo (Siglo XX), y que aún sigue guardado bajo el velo secreto. Estos son mis tiempos.

En el mismo lugar donde me aparecí, quiero manifestaros mi secreto. Mi secreto concierne a la Iglesia. En la Iglesia se llevará a cabo la gran apostasía, que se difundirá por todo el mundo; el cisma se realizará en el general alejamiento del evangelio y de la pérdida de la fe. En ella entrará el hombre de la iniquidad, que se opone a Cristo y que llevará a su interior la abominación de la desolación, dando así cumplimiento al horrible sacrilegio, del cual habló el profeta Daniel. (Mt 24,15)

Mateo 24:15-22 (Biblia versión Reina-Valera 1960)

15 Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),

16 entonces los que estén en Judea, huyan a los montes.

17 El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa;

18 y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa.

19 Mas !ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!

20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo;

21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá.

22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.

Mi secreto concierne a la humanidad. La humanidad llegará al culmen de la corrupción y de la impiedad, de la rebelión contra Dios y de la abierta oposición a su ley de amor. Ella conocerá horas de mayor castigo, que ya os predijo el profeta Zacarías (Zac 13, 7-9)

Zacarías 13: 7-9  (Biblia versión Reina-Valera 1960)

7 Levántate, oh espada, contra el pastor, y contra el hombre compañero mío, dice Jehová de los ejércitos. Hiere al pastor, y serán dispersadas las ovejas; y haré volver mi mano contra los pequeñitos.

8 Y acontecerá en toda la tierra, dice Jehová, que las dos terceras partes serán cortadas en ella, y se perderán; mas la tercera quedará en ella.

9 Y meteré en el fuego a la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y los probaré como se prueba el oro. Él invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi Dios.

Santuario de Fátima

Hace 73 años (1917+73=1990) bajé del cielo en esta Cova de Iría para indicar el camino que debéis recorrer en este difícil siglo… La humanidad no ha acogido mi invitación maternal de volver al Señor por el camino de la conversión del corazón y de la vida de oración y de la penitencia. De este modo ha conocido los años terribles de la segunda guerra mundial, que trajo decenas de muertos, e inmensas destrucciones de pueblos y naciones. Rusia no me ha sido consagrada por el Papa con todos los obispos y por eso no ha tenido la gracia de la conversión y ha difundido sus errores por todas partes del mundo, provocando guerras, violencias, revoluciones sangrientas, persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre. Satanás ha sido el dominador indiscutible en los acontecimientos de este vuestro siglo, llevando a la humanidad entera al rechazo de Dios y de su ley de amor, difundiendo en todas partes la división y el odio, la inmoralidad y la maldad y haciendo legitimar en todas partes el divorcio, el aborto, la obscenidad y la homosexualidad, y el uso de todos los medios para impedir la vida.

Dijo la vidente Sor Lucía:

“En el acto de entrega del 13 de mayo de 1982, Rusia no aparecía claramente como el objeto de la Consagración. Y cada Obispo no organizó en su propia diócesis una ceremonia pública y solemne de reparación y Consagración de Rusia. El Papa Juan Pablo II renovó simplemente la Consagración del mundo hecha por el Papa Pio XII el 31 de octubre de 1942. De esta Consagración del mundo podemos esperar algunos buenos efectos, pero no la conversión de Rusia …
La Consagración de Rusia no se hizo como Nuestra Señor pidió. No pude hacer esta declaración porque no tenía autorización de la Santa Sede”

 

Mi tercer secreto que yo revelé a los tres niños a quien me aparecí y que hasta ahora no os ha sido revelado, será manifestado a todos por el mismo desarrollo de los acontecimientos. La Iglesia conocerá la hora de su mayor apostasía, el hombre de la iniquidad se introducirá en el interior de ella y se sentará en el mismo templo de Dios, mientras el pequeño resto que permanecerá fiel será sometido a las mayores pruebas y persecuciones. La humanidad vivirá el momento de su gran castigo, será de este modo preparada para recibir al Señor Jesús, que volverá a vosotros en gloria…”.

La apostasía (del latín apostasĭa, a su vez del griego antiguo ἀπoστασία: απο apo ‘fuera de’ y στασις stasis ‘colocarse’) es la negación, la renuncia o la abjuración de la fe, en una religión.

Como Noé, en nombre del Señor, invitaba a subir en el arca a los que debían salvarse del diluvio, así ahora tú, mi pequeño, en nombre de tu Madre celestial debes invitar a entrar en el refugio de mi Corazón Inmaculado a aquellos que deben ser protegidos, defendidos y salvados de la gran prueba que ha llegado para la Iglesia y para toda la humanidad.

noe

 

Te he querido aquí, porque debéis comunicar a todos, que ya desde este año, habéis entrado en los acontecimientos que os han sido predichos por mí y que están contenidos en la tercera parte del secreto que todavía no os ha sido revelado. Ahora serán hechos patentes por los mismos acontecimientos que están por suceder en la Iglesia y en el mundo. Mi Iglesia será sacudida por el viento impetuoso de la apostasía y de la incredulidad, mientras aquel que se opone a Cristo entrará en su interior, llevando así a cumplimiento la abominación de la desolación que os ha sido predicha por la divina Escritura. La humanidad conocerá la hora sangrienta de su castigo. Será herida por el flagelo de las epidemias, del hambre y del fuego; mucha sangre será esparcida en vuestras calles; la guerra se extenderá por doquier, llevando al mundo una devastación inconmensurable.

apostasia

 

La lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, en estos años, ha alcanzado su vértice más alto… Satanás ha conseguido entrar en la Iglesia… Ha penetrado en ella con el humo del error y el pecado, de la pérdida de la fe y de la apostasía, del compromiso con el mundo y de la búsqueda de los placeres. En estos años ha conseguido seducir a obispos y sacerdotes, religiosos y fieles. Las fuerzas masónicas han entrado a la Iglesia de manera disimulada y oculta, y han establecido su cuartel general en el mismo lugar donde vive y trabaja el Vicario de mi Hijo Jesús.

La pertenencia a la masonería ha sido condenada​ por diversos documentos de la Iglesia desde el siglo XVIII hasta nuestros días:

Bula In Eminenti del Papa Clemente XII (1738)
Providas Papa Benedicto XIV (18 de mayo de 1751)
El Papa Pío VII promulgó el 13 de septiembre de 1821 una constitución denominada Ecclesiam a Jesu Christo. Este documento entre otras cosas dice que los francmasones han de ser excomulgados, por sus conspiraciones contra la Iglesia y el Estado.
Quo Graviora Papa León XII (13 de marzo de 1825)
Encíclica Traditi Humilitati Papa Pío VIII (24 de mayo de 1829)
Encíclica Mirari Vos Papa Gregorio XVI (15 de agosto de 1832)
Encíclica Qui Pluribus Papa Pío IX (9 de noviembre de 1846)
Encíclica Humanum Genus Papa León XIII (20 de abril de 1884)4
Encíclica Dall’alto dell’Apostolico Seggio Papa León XIII (15 de octubre de 1890)
Encíclica Inimica Vos Papa León XIII (8 de diciembre de 1892)
Encíclica Custodi Di Quella Fede Papa León XIII (8 de diciembre de 1892)

 

Se está realizando cuanto está contenido en la tercera parte de mi mensaje, que aún no ha sido revelado, pero que ya se ha vuelto patente por los mismos sucesos que estáis viendo…

¿Por qué lloro aún? Lloro porque la humanidad no acoge mi maternal invitación a la conversión y a su retorno al Señor. Ella continúa corriendo con obstinación por el camino de la rebelión a Dios y a su ley de Amor. Abiertamente se reniega del Señor, se le ultraja y se le blasfema. Se le vilipendia públicamente y se pone en ridículo a vuestra Madre Celeste. Mis llamadas extraordinarias no son acogidas; los signos que doy de mi inmenso dolor no se creen. Vuestro prójimo no es amado; cada día se atenta contra su vida y sus bienes. El hombre se vuelve cada día más corrupto, más impío, más perverso y más cruel.

guerra nuclear

Un castigo peor que el diluvio está a punto de caer sobre esta pobre y pervertida humanidad. Descenderá fuego del cielo y será este el signo de que la justicia de Dios ya ha sido establecida para la hora de su gran manifestación. Lloro porque la Iglesia continúa caminando por la senda de la división, de la pérdida de la verdadera fe, de la apostasía, de los errores que cada vez se publican. Ahora se está cumpliendo lo que predije aquí en el tercer mensaje a una hija mía. Entonces para la Iglesia ha llegado el momento de su gran prueba, porque el “hombre de iniquidad” se establecerá en su interior y la abominación de la desolación entrará en el templo santo de Dios

En 1917 lo anticipé en Fátima, casi como anuncio profético, en el momento en que aparecía evidente la gran lucha entre la Mujer vestida de sol y el Dragón rojo, que habría de durar durante todo el siglo, como soberbio desafío a Dios por parte de mi adversario, en la certeza de que lograría destruir la Iglesia y llevaría a toda la humanidad a un universal rechazo a Dios.

Apocalipsis 12 (Biblia versión Reina-Valera 1960)

12 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.

2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;

4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

El Señor le ha concedido este espacio de tiempo, para que cuando termine el plazo, la soberbia del Dragón rojo sea humillada y vencida por la humildad, por la pequeñez y por el poder de su Madre Celestial, la Mujer vestida de sol, que ahora reúne a todos sus hijitos en su ejército, ordenado para la batalla. Estos son mis tiempos. Al recordar hoy la primera de mis apariciones en Fátima en 1917, están viviendo los acontecimientos que Yo les predije entonces. Están dentro del período en que la lucha entre “la Mujer Vestida de sol” y mi adversario, “el Dragón rojo”, se encamina ya hacia su conclusión (Ap 13, 1-3).

Apocalipsis 13:1-3 (Biblia versión Reina-Valera 1960)

13 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.

2 Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

3 Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia

Por esto me aparezco otra vez de una manera nueva y más extraordinaria, para confirmarles que es habitual mi presencia en medio de ustedes. Otro signo es constituido por fenómenos extraordinarios, que se realizarán en el firmamento del cielo.“El sol se oscurecerá, la luna perderá su brillo, las estrellas caerán del cielo y las potencias del cielo se conmoverán” (Mt 24, 29).

Mateo 24:29-31 (Biblia versión Reina-Valera 1960)

29 E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

El milagro del sol, sucedido en Fátima durante mi última aparición, quiere indicarles que ya han entrado en los últimos tiempos en los cuales se realizarán estos acontecimientos, que los preparan para el regreso de Jesús en la gloria. Hijos míos predilectos consagrados a mi Corazón Inmaculado, he querido instruirlos sobre estos signos que Jesús les indicó en el Evangelio, para prepararlos para el fin de los tiempos porque ellos se están cumpliendo en sus días. Ya están a punto de llegar al término más doloroso y sangriento de la purificación, que se desarrollará en estos años, antes del triunfo de mi Corazón Inmaculado, con la venida del Reino glorioso de Jesús a ustedes. Es un designio que abraza este siglo. La paz vendrá, después del gran sufrimiento, al cual están llamados ahora la Iglesia y toda la humanidad, para su interior y sangrienta purificación. La paz vendrá, después del evento del terrible castigo, que Yo les he predicho ya en los albores del siglo. La paz vendrá, como don de Amor Misericordioso de Jesús, que está a punto de derramar sobre el mundo torrentes de fuego y de gracia, que renovarán todas las cosas. La paz vendrá, como fruto de una particular efusión del Espíritu Santo, que será donado por el Padre y por el Hijo, para transformar al mundo en la Jerusalén Celestial y para conducir la Iglesia a la cumbre de su santidad y de su divino esplendor. Y vendrá a ustedes la paz por el triunfo de mi Corazón Inmaculado, mientras está por terminar el espacio de tiempo, concedido por el Señor a la humanidad para el arrepentimiento y para su conversión. Ha llegado ya la hora de los grandes acontecimientos y todo se cumplirá a un ritmo de tiempo más rápido, para que aparezca cuanto antes sobre el mundo el Arco Iris de Paz que desde hace muchos años les he predicho ya en Fátima.

¿Quién fue el Padre Gobbi?

Don Esteban Gobbi, para nosotros cariñosamente Padre Gobbi, nace en Dongo (Como) Italia el 22 de marzo de 1930. Pertenecía como sacerdote a la Asociación Paulina fundada por Don Alberiore. En el 8 de mayo del 1972 en la Capelina de las Apariciones de Fátima recibe el encargo de llevar a cabo el Movimiento Sacerdotal Mariano que extenderá por todo el mundo.

Durante 25 años recibirá bajo la forma de Locuciones Interiores varios mensajes cada año, que están recogidos en el Libro “A los sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen”. A través de estos numerosos Mensajes la Virgen diseña una espiritualidad nueva y marca el camino para vivir la Consagración a su Corazón Inmaculado.

Desde el inicio en 1972 hasta su fallecimiento el 29 junio 2011 el P. Gobbi ha recorrido en numerosas ocasiones los cinco continentes para realizar Cenáculos, extender el Movimiento, organizar los distintos responsables Nacionales, animar a todos a hacer y a vivir la Consagración al Inmaculado Corazón.

Su trabajo ha sido enorme y ha logrado extender el Movimiento Sacerdotal Mariano por todo el mundo. El Libro ha sido traducido a numerosos idiomas.

http://www.movimientosacerdotalmariano.es/msm/el-padre-gobbi/

Stefano_Gobbi

 

Fuentes: MENSAJES DE LA VIRGEN MARÍA AL PADRE GOBBI SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS Serie: REVELACIONES DE JESÚS Y MARÍA SOBRE ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS Carlos Eduardo Rodríguez Cañón, Biblia versión Reina-Valera 1960 (no por preferencia), Wikipedia, Internet

Imprimir